DESCUBRIENDO COLOMBIA: DESTINOS/EL CERRO DE GUADALUPE

INICIO >> PÁGINAS

6b_Museo Bolivar

QUINTA DE BOLÍVAR

Porqué ir:

Excelente lugar para ver las huellas del uso dejadas por Simón Bolívar después de habitarla 423 días, en sus últimos 10 años antes de partir al que fuera su viaje final. Podemos conocer más detalles sobre su vida, ver los objetos que utilizaba, la cama donde dormía y pasar un rato agradable en los jardines del museo. Fijémonos que corta era su cama! El Libertador era de estatura baja, media 164 centímetros.

Dónde está:

La Casa Museo Quinta de Bolívar está ubicada en la Calle 21 No. 4A -30 Este, al lado de la Universidad de Los Andes, cerca a la localidad de Santa Fe.

Introducción:

Estábamos leyendo con mis hijos el libro Mi abuelo el gruñón de María Inés McCormick donde la protagonista, una niña de 9 años, se está preparando para un concurso sobre la vida de Simón Bolívar. Su abuelo le ayuda y la lleva al museo. El libro es muy divertido y de allá la idea de visitar el museo. Participamos en la visita guiada donde se cuentan muchos detalles interesantes. Tengo que añadir, que la visita guiada – al menos la nuestra – era bastante larga y los niños al final se aburrieron. Otra – con niños quizás mejor – opción es hacer el recorrido siguiendo los pasos del mapa que nos entregan en la taquilla. El mapa incluye una breve descripción de cada lugar.

Historia y descripción:

La quinta la construyó el dueño del terreno, José Antonio Portocarro en 1800 y fue su dueño hasta 1820, cuando el gobierno de la Nueva Granada la regaló al Libertador como muestra de gratitud por los servicios prestados a la causa de la independencia.

Bolívar fue propietario de la quinta durante diez años, pero no la habitó por mucho tiempo.

El 28 de enero de 1830, pocos días antes de abandonar la capital, Bolívar traspasó la propiedad a su gran amigo José Ignacio París. Mientras la familia París fue su propietaria y, después, cuando pasó a manos de nuevos dueños, la quinta fue adaptada para cumplir funciones diversas: sirvió de local del Colegio Santa Ana, de casa de salud, de fábrica de pita – bebida similar a la cerveza – y de tenería. Sufrió innumerables modificaciones que significaron la destrucción parcial de su arquitectura original.

En 1922, la Nación se convirtió en su propietaria, la adaptó como museo. Fue declarada Monumento Nacional en 1975.

Por solicitud del Gobierno Nacional en 1991 se inició la restauración de la quinta. Después de 7 años de trabajo la quinta recuperó el carácter de casa campestre y el aspecto que tuvo cuando el Libertador la habitó.

La Casa Museo Quinta de Bolívar tiene a disposición del público 24 espacios que reúnen la sencillez y comodidad que Bolívar conoció desde niño. En cada una de estas áreas se puede encontrar mobiliario de finales del siglo XVIII y la primera mitad del siglo XIX. Algunas piezas son originales del Libertador y de la casa misma, otras sirven de ambientación para las diferentes salas de la casa. Todas son una muestra de la cotidianidad y la personalidad de Bolívar, de Manuelita Sáenz y de las costumbres que se vivían en la época.

Cuándo ir:

Durante el año escolar recomiendo ir un sábado o domingo, cuando lo podemos combinar con una subida a Monserrate o con una caminata por la Candelaría. Durante las vacaciones es una salida agradable cualquier día.

Cómo llegar:

Para llegar a la Casa Museo Quinta de Bolívar existen varias alternativas de transporte. Podemos ir con el Transmilenio, con el SITP, bici, carro (hay parqueadero). Nosotros fuimos con los buses azules de SITP, el bus C12A nos deja casi en la entrada del museo.

Con Transmilenio: la estación de “Las Aguas” está localizada en la Avenida 19 con Carrera 3ª y la estación «Universidades» que se encuentra localizada en la Carrera 3ª con calle 22, son las estaciones más cercanas al Museo. Estas dos estaciones están interconectadas, por lo tanto tienen la posibilidad de utilizar cualquiera de las dos troncales (Eje Ambiental y Calle 26) sin salir de las estaciones.

SITP: Ruta C12A San Blas – Parque Nacional y bajar del bus en el punto más cercano a la Carrera 3ra con Avenida 19.

Sugerencias para los niños:

Hagámosles observar los objetos de la época, y que tan distintos son de los de hoy. Cómo se bañaban, cómo iban al baño, sobre todo durante la noche 🙂

Propuesta de plan:

Después de la visita podemos pasear por el centro. Nosotros subimos por la calle del Embudo a la plaza del Chorro de Quevedo y seguíamos subiendo hasta la iglesia del barrio Egipcio, desde donde hay unas vistas muy bonitas de la ciudad. Podemos acabar en uno de los sitios tradicionales y tomar onces.

Otra información útil:

Todos los domingos son de entrada gratuita en el Museo.

Horarios

Martes a Viernes

9 a.m. – 5:00 p.m.

Sábado y Domingo

10 a.m. – 4:00 p.m.

Visita comentada: 11 a.m. y 2 p.m.

Tarifas

Adultos: $3.000

Estudiantes con carné: $2.000

Niños menores de 12 años: $1.000

Niños menores 5 años y adulto mayor: Entrada gratuita

http://www.quintadebolivar.gov.co